fbpx
Amay, Sabiduría Femenina

Amay nace a principios del año 2018, durante un retiro chamánico mixto, en el cual Yolimar Xochicuauhtli Loreto (mujer medicina y madre de Amay) apoyaba a su esposo, José Antonio Jansasoy (medico tradicional indígena) a conducir a un grupo en su proceso de sanación.

Durante un rezo de temazcal Yolimar le contó a su esposo, su intención de abrir un espacio de aprendizaje, crecimiento y sanación para mujeres. José Antonio, quien siempre ha apoyado a su esposa, de inmediato se convirtió en vocero de que este espacio se estaba gestando, así que comenzó a contarle a todas las personas asistentes a sus ceremonias y actividades, que pronto, este espacio dedicado al crecimiento femenino abriría sus puertas y que estaría a cargo de su esposa, con la participación especial de abuelas con gran sabiduría ancestral.

En un abrir y cerrar de ojos esta semilla comenzó a crecer y muchas mujeres empezaron a manifestar su interés. E iniciamos un plan de acción y organización de todo lo que queríamos compartir y sobre cuál era nuestro motivo principal de ser.

Lo primero, fue nombrar esta semilla, el nombre también nació de una conversación entre Xochicuauhtli y su esposo, varias ideas se manifestaron, pero fue Amay, que además es el nombre de la hija menor de este matrimonio, el que resonó con la intención principal de este espacio, dedicado a expandir la sabiduría femenina, de lo que es hoy en día. Así nace “Amay Sabiduría Femenina”.

Desde entonces se han tejido muchos hilos, para darle mayor sentido y forma a esta gran red de mujeres, estos hilos van desde la integración y trabajo en equipo con distintas mujeres medicina, hasta el asesoramiento por parte de las abuelas portadoras del conocimiento.

Hace un año Amay abrió sus puertas, con la intención primera, de hacer un retiro femenino en la amazonia colombiana, específicamente en Putumayo. Este retiro se basó en el reconocimiento de las energías ancestrales que integran el linaje femenino y de cómo trabajar con ellas.

A partir de ahí, este propósito sigue ampliándose con el ánimo de compartir todos los recursos que se tienen disponibles, a fin de apoyar a las mujeres en su crecimiento personal, fortalecimiento y reconocimiento, tomando como base el amor propio y la auto valoración.

Cada mujer que renace desde esta cuna es una motivación que se suma al gran amor que tenemos por lo que hacemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *